Automóviles

foto auto

Automóviles

El seguro de automóviles es obligatorio para todo vehículo a motor, a excepción del vehículo que se encuentre de baja temporal o definitiva en tráfico.

Pese a ser posible, es muy inusual que alguien contrate únicamente el seguro obligatorio (responsabilidad civil obligatoria). A continuación se estructuran los seguros en dos tipos:

– Seguro a terceros. Cubre daños causados a terceros (Responsabilidad Civil), el seguro del conductor, la asistencia en viaje y, adicionalmente, suele acompañarse de otras coberturas como: retirada de carnet, lunas, robo, incendio, atropello a animales cinegéticos, daños por pedrisco, entre otras.

– Seguro a todo riesgo. Existen las modalidades con franquicia o sin franquicia. La primera cubre, además de las coberturas que incluye el seguro a terceros, los daños propios de nuestro vehículo. También, el asegurado deberá hacerse cargo de la parte correspondiente a la franquicia pactada con la compañía y, la compañía, a la diferencia (si es que la hubiera entre la franquicia y la reparación de los daños). Según la compañía los criterios para aplicar las franquicias pueden varias. En caso de tener la póliza sin franquicia la cobertura sería al 100% del valor de la reparación.

Todas estas coberturas o formas de aseguramiento quedan sujetas a las condiciones particulares y generales acordadas entre el asegurado y la compañía.

Por todo ello, en AMOEIRO RINCÓN recomendamos que antes de contratar ningún seguro te pongas en contacto con nosotros para recibir el mejor asesoramiento posible.